La casa dispone de una planta principal con 4 dormitorios dobles en suite más otro dormitorio, también en suite en la torre.

Tiene un living, comedor, cocina integrada, un baño de visitas y una gran terraza cubierta mirando al mar. En la zona de la playa tiene una “botera” con su propia cocina y baño y una mesa para hacer una comida en la playa al medio dia.

Cerca del portón de entrada está la casa del casero, el garaje y el lavadero.

Si bien las playas en Brasil son públicas, la playa de Casa Sophia forma parte del jardín y prácticamente se usa exclusivamente por Casa Sophia y nuestro vecino del otro lado de la bahia.